Entre 10 y 12 años la edad más propensa para formar el hábito de fumar

¿Por qué es tan complicado dejar de fumar?

La principal razón se debe a la nicotina que contiene el tabaco, después de 30 segundos de la inhalación la nicotina llega al cerebro y genera una liberación de dopamina (entre otras sustancias químicas) que estimula al cerebro produciendo una sensación de bienestar, con el tiempo esta sensación se torna necesaria para sentirse bien; es así que 1 de cada 3 fumadores que se proponen dejar este hábito, tan solo un 12% supera los 3 meses sin volver a probarlo, el 40% resiste entre 2 y 7 días y el 25% no alcanza las 24 horas sin volver a probar un cigarrillo.

La suspensión del tabaquismo causa un síndrome de abstinencia, que se ve reflejado en un cambio de estado de ánimo como:  irritabilidad, depresión, dificultad para la concentración, agitación, insomnio, hambre, aumento de peso, deseo de fumar, etc. Sin embargo, la mayor parte de los síntomas de abstinencia son de corta duración pudiendo estos ir de 2 a 4 semanas, a excepción del hambre que puede persistir durante meses después de dejar el tabaco hasta que se estabilice el peso corporal.  

ALERTA

¿Quiénes son más propensos a hacerse adictos?

Cualquier persona que comienza a usar tabaco puede hacerse adicto a la nicotina. Los estudios han comprobado que las personas que empiezan a fumar entre 10 y 12 años son más propensas a formar un hábito, los jóvenes que llegan a los 15 años sin probar el tabaco tienen muchas posibilidades de no adquirir la adicción.

5 formas de evitar que los adolescentes fumen

 1. DA UN BUEN EJEMPLO

 

No fumes frente a un adolescente y no dejes cosas para fumar en la casa o cerca de él. Explícale lo infeliz que estás con tu hábito de fumar, lo difícil que es dejarlo y que lo seguirás intentando hasta que dejes de hacerlo para siempre.

2. APELAR A LA VANIDAD DE UN ADOLESCENTE

 

Recuérdale tu adolescente que fumar le da mal aliento, hace que la ropa y el cabello huelan mal, y pone los dedos y los dientes amarillos.

3. LA PRESIÓN DE LOS FUMADORES ES ESPERABLE

 

Bríndale a tu adolescente las herramientas que necesita para rechazar los cigarrillos. Ensaya situaciones sociales que podrían ser tan simples como decir: «No, gracias. No fumo».

 

4. HAZ LAS CUENTAS

 

Fumar es caro. Ayuda a tu adolescente a calcular el costo semanal, mensual o anual de fumar todos los días, muéstrale que cosas podría comparar al ahorrarse el costo de fumar.

5. PIENSA EN EL FUTURO

 

Los adolescentes suelen suponer que las cosas malas les suceden solo a los demás. Menciona a seres queridos, amigos, vecinos o celebridades que hayan tenido enfermedades derivadas del tabaco para dar ejemplos de la vida real que demuestren el daño que puede provocar el tabaquismo.

 

ECUADOR

El tabaquismo es la principal causa prevenible de muerte y enfermedad a nivel mundial, según el Ministerio de Salud Pública (MSP) en Ecuador diariamente 21 personas mueren por consecuencia del tabaco, adicionalmente 478 millones de dólares son gastados cada año para tratar problemas de salud relacionados con el tabaco.

Nunca es demasiado tarde dejar el tabaco. Las posibilidades de dejar de fumar se multiplican por 10 cuando se recibe la ayuda de un profesional.

 

 

«Es cuestión de decidirse y buscar ayuda”.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
×